Normativas Aplicadas al Control de Plagas

En este documento puede encontrar información de: 

 Resumen del Documento

 Ha sido posible, con el pasar de los años, profundizar y conocer más acerca del comportamiento de las plagas, paralelamente se han desarrollado nuevos plaguicidas entendiéndose mejor como estos actúan, afectan a la flora, fauna y se degradan en los ambientes. Con estos nuevos conocimientos, ha sido necesario desarrollar constantemente nuevas normas y reglamentos en relación a las aplicaciones de estos productos, de tal manera de mitigar al máximo los posibles efectos colaterales que ellos potencialmente podrían desencadenar.

 Es importante entender, que todos estos reglamentos y normas cambian día tras día, ya que siempre surgirán nuevas plagas, o se desarrollarán plagas resistentes a los actuales productos. Al mismo tiempo, seguirán surgiendo nuevos productos en base a nuevos compuestos químicos como resultado de las constantes investigaciones y avances de los ingenieros químicos en el combate contra las plagas. Por lo tanto, este es un sistema dinámico, al que hay que adaptarse periódicamente y que llevará a que se produzcan constantes modificaciones a las legislaciones que regulan sobre esta materia.

 Las Normas Nacionales, que de alguna manera, hacen mención sobre la necesidad de mantener un adecuado control de las plagas, destacamos el Decreto Nº 977 (Reglamento Sanitario de los Alimentos); el Decreto Nº 594 (Reglamento sobre Condiciones Sanitarias y Ambientales Básicas en los Lugares de Trabajo) y el nuevo Decreto Nº 157 (Reglamento de Pesticidas de Uso Sanitario y Doméstico) que reemplaza al Decreto Nº 105.

 Es frecuente que algunos clientes con pocos conocimientos en materia del control de plagas, solicita a las empresas la instalación de rodenticidas al interior de salas de producción de alimentos. Una opción para el control de roedores bajo estas circunstancias, es la instalación de trampas de captura viva, es decir, el animal debe ser removido desde el interior, completamente sano y el sacrificio del animal debe realizarse posteriormente en un lugar que no implique riesgos para la actividad.

 

Para acceder al documento completo Descargue el Documento Aquí