Manejo Integrado de Plagas

En este documento puede encontrar información de: 

 

Resumen del Documento

Es fundamental conocer el funcionamiento de los ecosistemas, desde el punto de vista físico, químico, mecánico, meteorológico y finalmente conocer a cada una de las especies animales y vegetales en esa comunidad y cómo interactúan y se afectan entre sí. Esta necesidad de conocer cada uno de estos factores, nos demanda realizar monitoreos periódicos y constantes para observar el comportamiento de los mismos a través del tiempo.

 Para aplicar un sistema MIP, es imprescindible desarrollar tecnología y modelos a partir de investigar la dinámica poblacional, el control natural, los umbrales de daño económico y finalmente todas las metodologías posibles de control considerando el impacto de estas prácticas a nivel del ecosistema.

 Para poder planear, programar, organizar, integrar y predecir todos los métodos posibles de control hay que conocer muy bien a una plaga determinada. La información que obtengamos, nos facultará para diagnosticar la situación con respecto a esta plaga antes que ella se desarrolle.

 Es importante definir ¿qué entendemos por Plaga?, en realidad, existen múltiples definiciones para plaga, pero en general, se trata de un organismo que necesariamente interfiere directa o indirectamente con los intereses del hombre, ya sea por competir con su alimento, deteriorar su infraestructura o por transmitir alguna infección o enfermedad generando graves problemas de salud pública.

 En relación a los distintos organismos que coexisten, y a ¿cómo? y ¿cuándo? se incrementa su densidad poblacional, y si interfieren o no con nuestros intereses, podemos clasificarlos de la siguiente manera:

 Plagas Ocasionales, Plagas Potenciales, Plagas Migratorias, Especies no Plagas.

 

Para acceder al documento completo Descargue el Documento Aquí