Control de Plagas en Tenencias de Animales

Llevar a cabo un control efectivo de plagas en lugares donde se tienen animales de manera permanente (criaderos de perros, zoológicos, lecherías, animales de engorda, etc.), resulta un verdadero desafío para la empresa controladora, ya que en ninguna otra actividad se combinan tantos elementos que sean atractivos para el desarrollo de plagas. Por una parte, sin importar la época del año, siempre existirá una cantidad importante de alimentos de alto nivel nutritivo y que por lo general, resulta bastante difícil de contener en un solo lugar, ya que los propios animales ayudan a dispersarla.

En segundo lugar, se generan grandes cantidades de desechos orgánicos que sirven de sustrato para el desarrollo de una serie de insectos con características de plaga y por último, el tipo de construcciones en el que normalmente se mantienen los animales, ya sean galpones, caniles, establos, etc., se encuentran absolutamente expuestos a cualquier tipo de intruso con características de plaga, al no existir ningún tipo de barrera física que los reprima.

Por esta razón, para conseguir un resultado satisfactorio es imprescindible seguir un esquema de Manejo Integrado de Plagas, en el que se recomienda actuar a distintos niveles. En primer lugar debemos enfocarnos en el entorno, realizar una visita de reconocimiento en el que registraremos todos los puntos de riesgo, sean estos de tipo físico o de manejo.